Química del agua para el monitoreo de la adicificación oceánica

La acidificación del océano es la disminución progresiva del pH marino, principalmente causada por la absorción de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera. Este fenómeno es una amenaza global para la vida acuática. Organismos que forman conchas de carbonato de calcio (CaCO3) son especialmente sensibles a la acidificación del océano.

 

Aquellos mares interiores del archipiélago austral con mayor influencia de agua dulce (glaciares, ríos), es decir de baja salinidad, suelen ser aguas de bajo contenido en CaCO3, por lo que son susceptibles a la acidificación oceánica.

 

Mediante los monitoreos químicos implementados a bordo de Australis se espera responder a preguntas sobre el perfil físico-químico del mar interior de la Patagonia chilena hasta Cabo de Hornos.

EMPRESAS ASOCIADAS

COLABORADORES

© 2020 // CENTRO DE INVESTIGACIÓN PARA LA CONSERVACIÓN DE LOS ECOSISTEMAS AUSTRALES